Ser cristiano no es ser perfecto somos hombres y mujeres en Dios.

Hermanos y hermanas se ve mucho en nuestros días que cuando uno de los siervos de Dios cae en la tentación solo recibe reproches y aislamiento. Este comportamiento no lo ayuda, sino que lo aleja de Dios.

Hay que recordar en todo momento que cuando recibimos los ataques más fuertes del enemigo; es porque el propósito de Dios en nuestras vidas es grande. Satanás siempre tratará de eliminar este potencial peligro que nosotros representamos para él, poniendo la piedra de tropiezo en la vida del creyente. Y la única arma que nos protege del enemigo es la oración y la unidad. Unidos en Cristo Jesús somos fuertes.

Por lo que los exhorto a orar. El cristiano que peca es un soldado de Dios herido en batalla. No es que no ama a Dios; No es que no le duele haber perdido una batalla frente a Satanás. Pero una batalla no es la guerra. Hay que levantarse sacudirse y Decir Dios mío caí, pero aquí estoy. Límpiame Jesús de mi iniquidad y toma mi mano porque soy débil, pero te amo.

Así que hermano donde quiera que estés, si has cedido a la tentación una y otra vez. No te rindas, no estás solo o sola. Aquí estamos para orar por ti. Cristo te ama y nosotros también.

Que tu proceso no te venza. Tú no estás sola.

Sé que en este momento estás pasando por una situación difícil. Y sé que te sientes sin salida. Así también me siento yo. Alabar al señor incluso en la hora más oscura te traerá paz y victoria. Es lo que yo hago y aunque a veces lloro en silencio; sé que mi victoria está en manos de Dios y oro para que mi proceso no me venza.

 Dios no se ha olvidado de ti ni de mi. Este es solo un proceso en tu camino hacia la salvación tuya y de tu casa. Una prueba para demostrar que tanto creemos en Dios. Todos los procesos no son iguales. El tuyo puede ser diferente al mío pero están diseñados para hacernos crecer como personas y para acercarnos más a Dios.

Vendrán amigos que te serán tropiezo y otros se alejarán.

Habrá personas que te dirán: Reconoce que  desde que crees en Dios todo te ha ido mal. Te estás atrasando en vez de avanzar. Te quedaste sin trabajo, o el negocio te salió mal, tu marido te dejó, o tus hijos se fueron de la casa! No escuches al enemigo ¡No le creas!¡Reprende al diablo en el poderoso nombre de Jesús!

proceso

Los procesos son para enseñarnos humildad. Para poner en primer plano las cosas de Dios. Si eres apegada a las cosas materiales ahí serás golpeada. Si eres orgullosa tu orgullo será abatido. Si crees que tu trabajo es todo, lo perderás. Si amas más a tu marido que a Dios, se irá.

Y cuando estés humillado, abatido y desesperado los que dicen ser tus amigos se irán. Pero ahí estará Dios para restaurarte, Y cuando Dios te levante acuérdate de donde te levantó el señor y sé humilde.

Dios no te dejará pelear sola(o) tus batallas

Dice palabra de Dios en el libro de Zacarías 9:8

8-Yo defenderé mi casa del que acampa, del que pasa y del que vuelve. El opresor no pasará más sobre ellos. Porque ahora yo vigilo por ella con mis propios ojos.

Hay personas que están a tu lado para dañarte. Gente que se va de tu vida para lastimarte y otras regresan cuando estás bendecida hacerte caer. Pero Dios está contigo para protegerte. Pon en él tus esperanzas y tu vida.

proceso

Dios no te deja solo en ningún momento. En medio de la más dura prueba está contigo. Es él quien te da fuerzas para continuar a pesar de que sientes que no puedes seguir. Una oración con fe verdadera te llena de vitalidad y energía. Con Dios puedes resistir lo que sea. Solo tienes que creerlo.

Si tienes Fe verdadera el altísimo te dará tu victoria.

Yo estoy en medio de un duro proceso, pero yo creo que Dios me va restaurar. Yo estoy sin trabajo, mi esposo se fue y me robó todo lo que me quedaba de valor. Estoy lejos de mi familia, indocumentada, en un país donde la gente muere congelada en las calles (Russia) No tengo dinero para regresar a mi pais.

¿Pero sabes qué? Creo firmemente que Dios me proveerá, creo firmemente que Dios me tiene grandes sorpresas. Creo que Dios me dará un buen empleo. Creo que voy a salir de esta prueba bendecida por el altísimo. Este mensaje es para ti también, créelo y verás como tu vida empieza a cambiar. Ya Dios ha empezado a trabajar en tu victoria y en la mía. Déjate guiar por Jesús.

proceso
La oración es tu mejor arma. Úsala para vencer

¡Resiste, no te rindas!¡ Resiste conmigo porque no estás sola (o). No eres la única persona que está sufriendo. No eres la única persona que está soportando los ataques del diablo;  Pero quizás eres la única que se está dando por vencida. No te rindas te dice el señor que ya estás cerca de recibir tu recompensa. Sé fiel hasta el final. Sea cual sea tu situación.

Porque tu victoria ya está aquí.