¿No al diezmo, porque hay pastores corruptos que solo piensan en dinero?

Incluso en los tiempos de esplendor del templo de Dios hubo sacerdotes corruptos, que solo buscaban el dinero y la satisfacción personal. Esa es la naturaleza de muchos que no les importa Dios sino lo que reciben de él. Ejemplos claros los hijos de Elí el profeta a quienes Dios les quitó la vida porque eran malos. Por eso el sacerdocio de la casa de Elí fue quitado y entregado a personas más dignas.

La esencia del Diezmo es darlo con amor. En agradecimiento por lo que Dios nos da. No juzgar al pastor por si es ladrón o por si hace un uso inadecuado de los diezmos. Dios juzga a sus escogidos y si los haya perversos de corazón se encargará de castigarlos. El diezmo que se da por obligación Dios no lo recibe con agrado.

Si vas a Diezmar y lo haces con dudas o te molesta darlo no lo hagas por obligación. Dios solo recibe y multiplica lo que se da por agrado cuando agradeces por lo que de él recibes.

¿Debes diezmar si no estas convencido de que debes hacerlo?

No. Dios es el fundamento de todas las cosas. Y el diezmo se debe de dar cuando el corazón está lo suficientemente limpio como para que cuando des agradezcas a Dios por permitirte dar. Cuando te preguntas y tienes dudas no estas listo para Diezmar o lo que es lo mismo. No estás listo para agradecer a Dios por lo que te ha dado.

El diezmo es tu agradecimiento para con Dios. Cuando recibes un milagro agradeces ante todo el mundo por el milagro y no te importa lo que piensan los demás. Así debes sentirte cuando diezmas y ofrendas; es tu forma de decirle a Dios gracias Señor por lo que me has dado.

Sin embargo, hay personas que olvidan que la salud es milagro, la vida es un milagro, la familia es un milagro, ver, respirar, caminar son milagros que tenemos y que solo nos damos cuenta de lo que valen cuando los perdemos.

El arma más peligrosa que usa el enemigo para destruirte es el diezmo. Cuando simplemente te cuestionas ¿Por qué debo de dar de lo mío a Dios? pregúntate por qué Dios te creó, te dio vida y puso de su aliento en ti. Lo hizo porque te ama. y eso es lo que importa. Antes de Diezmar ora a Dios el te dirá cuando estarás listo. Lo sentirás y ya no te importará lo que diga el enemigo ni los canales que use para decirte que está mal agradecer a Dios. Ese día sabrás que es lo correcto sin importar lo que digan los demás.

Dios te ama.

El obrero es digno de su salario en la obra del Señor.

Cuando Cristo reunió a sus discípulos les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para sanar enfermedades. Los envió a predicar el reino de Dios y a sanar a los enfermos. Lucas 9: 1-6.

Les exhortó a que no llevaran nada para el camino, ni bordón, ni alforja, ni pan, ni dinero. Les dijo que en cualquier casa donde entraran se debían quedar a pernoctar y después debían salir de ella. Y saliendo los discípulos pasaban por todas las aldeas anunciando el evangelio y sanando en todas partes.También les dijo que donde no fuesen recibidos sacudieran el polvo de sus pies para maldición de estas ciudades que no quisieron escuchar el mensaje de Dios.

¿Las casas por donde pasaban los enviados del señor proveían para ellos?

A veces de forma inadecuada interpretamos las palabras de Dios. Por eso se debe pedir al Señor discernimiento cuando se toca un tema tan delicado como es la ofrenda o el diezmo.

Al principio del evangelio los fieles proveían de alimentos y ropa a los discípulos de Cristo. Pero cuando la iglesia de Cristo fue creciendo los miembros vendían sus propiedades y ofrendaban el dinero a la iglesia ministrada por los apóstoles. Ellos tenían hombres tocados por Dios que repartían a cada familia según sus necesidades y se encargaban de utilizar este dinero para mantener a la comunidad.

¿Preguntas si es lícito dar el diezmo a las iglesias?

Jesús dijo no he venido a abrogar la Ley sino para hacerla cumplir. El diezmo fue una ofrenda voluntaria del creyente y se convirtió en ley para que el templo de Dios mantuviera su grandeza y para que los Levitas sacerdotes de Dios no se contaminaran con otros trabajos, sino que solo sirvieran al Señor. A ellos les correspondía el 10% de todos diezmos de Israel en el antiguo testamento.

El diezmo se ofreció voluntariamente primero por Abraham que en agradecimiento a todo lo que Dios le ha había dado. Quiso entregar a Melquisedec el 10% de todo lo que había recibido como bendición del altísimo. Después su hijo Jacob cuando huía de su hermano Esaú prometió a Dios el diezmo si lo hacía prosperar y regresar a su tierra. Por eso no debes olvidar que el diezmo es tu agradecimiento por lo que Dios hace en tu vida.