Dios habla sobre el adulterio ¿Es lícito el divorcio?

Dice el señor en Mateo 5: 27-28 : Habéis oído que fue dicho no cometerás adulterio. Pero yo os digo que todo el que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Por tanto si tu ojo derecho te es ocasión de caer, arráncalo y échalo de ti. Porque es mejor para ti que se pierda uno de tus miembros y no que todo tu cuerpo sea echado en el infierno.

El señor nos insta a que cada cosa que no es tropiezo en el camino espiritual, lo saquemos de nuestro camino. A veces tendremos que alejarnos de amigos, familias y personas que apreciamos, por el hecho de que nos alejan de Dios ¿Cómo podrás buscar la salvación si estas personas te alejan constantemente de Dios y te invitan al pecado?

¿Es lícito el divorcio?¿ Qué dice Dios sobre el divorcio?

Dice palabra de Dios en Mateo 5: 31-32: También fue dicho: Cualquiera que despide a su mujer, dele carta de divorcio. Pero yo os digo que todo aquel que se divorcia de su mujer a no ser por causa de adulterio, hace que ella cometa adulterio. Y el que se casa con la mujer divorciada comete adulterio.

Todo lo que Dios une no debe separarlo el hombre. Elige bien con quién te casarás. Pregúntale al Señor para que no te equivoques. Porque una vez unida en matrimonio deberás respetarlo para toda la vida.

No debes jurar en vano el nombre del Señor.

En el pasado se decía: No jurarás falsamente; sino que cumplirás al señor tus juramentos. Cristo nos advirtió: No juréis de ninguna manera, ni por el cielo que es el trono de Dios. Ni por la tierra que es el estrado de sus pies, ni por Jerusalén que es la ciudad del gran rey.

No debes jurar por tu cabeza, porque no puedes hacer que un cabello sea blanco o negro. Sea vuestro hablar sí y no. Porque lo que va más allá de esto proviene del mal.

No resistáis al que es malo dijo el Señor.

Cristo nos enseña a olvidar la vieja doctrina del ojo por ojo y diente por diente. El nos dijo: No resistáis al que es malo, más bien al que te golpea la mejilla derecha vuélvele también la izquierda. Al que quiera llevarte a juicio y quitarte la túnica déjale también el manto. Al que te obligue a llevar carga una milla ve con el dos millas. Para de esta forma ser dignos de nuestro padre que está en los cielos.

Recuerda que por tus frutos te reconocerán. Y tus obras hablarán de ti ante el altísimo que te ve. Aquí debajo te ejo el vídeo para edificación de tu vida.

Gloria Dios.