Los ataques del enemigo siempre amenazarán aquello que más amas.

Dios

El camino hacia la verdad y la vida es un camino de sufrimiento que nos marca para toda la vida. Por eso los momentos de felicidad debemos atesorarlos con alegría. Porque la vida se va y solo quedarán hermosos recuerdos de lo que un día fue. O remordimientos por el mal causado, que ya no se puede remediar.

Muchos cristianos piensan que la oración nos librará de todo mal y así es. La oración en sí es poderosa. Es nuestra arma para vencer al enemigo y sus trampas. Pero incluso cuando oras y vez como las cosas malas llegan a tu vida, amenazando a tu familia y rompiendo tu corazón en mil pedazos, la fe se pierde un poco. Pero eso es lo que quiere el enemigo y no podemos permitir que un momento de debilidad nos aparte de Dios.

No debes perder la fe en medio del dolor.

Cuando estés en ese momento difícil debes orar con más fuerza porque Dios tiene todas las respuestas. Él puede ver lo que nosotros no podemos y su misericordia y bondad son seguras. Es la fe lo que nos hace fuertes en Dios. Es la fe en nuestro Dios la que nos hace encontrar la paz en medio del mayor sufrimiento. Y vas a llorar muchas veces, pero Dios también te traerá paz y alegría. Y es ese sufrimiento el que hará que valores los dones de Dios cuando los recibes.

Dios nos ama. El sufrimiento como con José hijo de Jacob; es lo que moldea nuestro carácter y nos lleva al camino que Dios quiere para nosotros. Un camino de triunfos y de honores. El fue vendido como esclavo por sus hermanos, sufrió prisión injustamente por 13 años. Pero Dios no lo abandonó aún en la cárcel lo hizo prosperar. Hasta que lo conviertió en gobernador de todo egipto por su fidelidad y paciencia.

Lo importante es no perder la fe en Nuestro Creador. Nuestro Dios que nos amó con amor infinito; que se hizo carne y se sacrificó a sí mismo por amor a nosotros. Si estás sufriendo hoy regocíjate en medio de tu dolor y adora a Dios. Porque el te está preparando para un futuro glorioso. Pon en Él tus esperanzas que no serás defraudado. Nuestro Dios siempre cumple sus promesas y no es hombre para que se arrepienta de lo que promete.

Gloria a Dios. Alabado se su nombre y que su reinado no tenga fin.

Autor: novarosales

Amo la redacción y me hace feliz que encuentres la respuesta a lo que buscas. Este es el oráculo, todas tus dudas serán respondidas aquí ¿ Algo te preocupa y te quita el sueño?Pregúntame; te sorprenderá constatar que tengo todas las respuestas que necesitas. No todas mis respuestas serán lo que quieres oir pero serán lo que necesitas para sanar y empezar de nuevo un camino mejor donde te esperan cosas maravillosas. Decídete a preguntar ¡ Te espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s