Cuando el enemigo encuentra una brecha¿Cómo vencerlo?

Dios

A veces nos cansamos de luchar por lo que creemos correcto. Nuestra fe se empieza a enfriar y no sabemos como esa apatía y pereza nos va llenando la vida. Es entonces donde debemos preguntarnos que estamos haciendo mal ¿Por qué la gracia de Dios se aleja de nuestra vida? O será acaso que no luchar por ella hace que nos alejemos de Dios.

Todos nos hemos sentido así en un momento de nuestras vidas, agotados psicológicamente sin saber por qué. Cayendo una y otra vez en los pecados que dijimos no volveríamos a cometer. Es como un estado sin retorno que enfría la fe, te hace daño, te hace dudar. Por que la fuerza para luchar y resistir se ha apagado.

La oración constante es la respuesta a nuestros problemas.

¿Por qué nos pasa esto? Lo primero que debemos entender es que nuestra oración no es la misma, o que nuestro clamor se ha apagado. Cuando la oración se pierde el enemigo intenta tomar el control y entonces aparece la depresión, la pereza, incluso algunos de nosotros intentamos calmar con la comida esos sentimientos de frustración que no logramos entender.

Entonces sucumbimos a ese estado y nos dañamos más y mas cada día hasta que nos sentimos tan culpables que creemos que Dios no nos perdonará y abandonamos el camino y le damos la entrada al enemigo en nuestras vidas para destruir lo poco que nos quede.

No estás solo en tu debilidad, Dios está ahí.

Por eso si estás pasando momentos como este hermano o hermana que lees esta palabra ¡Hay que luchar! La vida y el camino en Dios no son fáciles y el enemigo está usando todo su poder para destruirte. Nuestra arma más poderosa es la oración, levanta tu clamor que nuestro Dios no te dejará caído.

¡Dios mío, Señor Jesucristo! Que ves nuestra debilidad y nuestra pena, perdona nuestros pecados que son muchos y usa tu poderosa mano para alejar de mi y de mi familia todo el daño que el enemigo quiera hacernos.

Ha habido momentos en que creo que te has olvidado de mi y la angustia me ha cercado. Pero ahora entiendo que nunca te fuiste y que yo dejé que se apagara mi voz. Esta es mi oración de reconciliación padre mío. Me amaste tanto que perdonaste todas mis debilidades, aunque no lo merecía.

 He sido débil Señor. Y recurro a tu fuerza porque solo(a) no puedo. Pero todo lo puedo en ti Jesús y siempre lo supe, pero no te di la oportunidad; no de verdad como ahora que me siento tan caído(a) ¡Levántame con tu fuerza Señor y libérame de toda atadura demoníaca! Libérame de todo pensamiento negativo, libérame de toda inmundicia. Aparta y echa de mi todo lo que no es de Dios y permíteme por fin ser esa nueva criatura que por tu amor ha sido limpiada y liberada hoy y siempre.

 Que tu mano poderosa nunca se aparte de mi lado y permite Señor que cuando me sienta oprimida y mencione tu nombre Tu misericordia infinita me salve siempre de las trampas del enemigo.

Amén.

Autor: novarosales

Amo la redacción y me hace feliz que encuentres la respuesta a lo que buscas. Este es el oráculo, todas tus dudas serán respondidas aquí ¿ Algo te preocupa y te quita el sueño?Pregúntame; te sorprenderá constatar que tengo todas las respuestas que necesitas. No todas mis respuestas serán lo que quieres oir pero serán lo que necesitas para sanar y empezar de nuevo un camino mejor donde te esperan cosas maravillosas. Decídete a preguntar ¡ Te espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s