Jonás predica la destrucción de Nínive.

Jonás predica la destrucción de nínive

Ya sabemos que Jonás predica la destrucción de nínive. Este profeta controversial nos da mucha información sobre la misericordia del Padre y el egoismo del hombre. Leemos en las escrituras que este hombre se enojó mucho porque Dios desiste de destruir a la ciudad de Nínive.

En el libro de Jonás: 4: 1-2 dice:

1- Pero esto desagradó enormemente a Jonás y lo enojó.

2- Y oró a Jehovah diciendo: –Oh Jehovah, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra?¡Por eso me adelanté para ir a Tarsis !Porque sabía que eras un Dios clemente y compasivo, lento para la ira, grande en misericordia y que desistes de hacer el mal.

Jonás predica la destrucción de Nínive

Enojado Jonás se sentó fuera de la ciudad no sin antes decirle al señor que era preferible morirse a pasar lo que él pensaba era una vergüenza. Había predicado la destrucción de Nínive y ahora resultaba que Dios se había arrepentido del mal que iba a hacer.

Jonás predica la destrucción de Nínive

Dios había escuchado el gemido de la ciudad y su arrepentimiento. Desde el menor hasta el mayor clamaban a Jehovah por perdón.

Si nuestro salvador te da un llamado, una palabra profética contra un hermano, lugar o congregación. Alégrate si al escuchar tu voz ellos se arrepienten y entran al buen camino. Porque para eso has sido llamado.

No te preocupes si por obedecer al Altísimo te burlan y te menosprecian. No te preocupes que los demás se rían y digan que no ha pasado nada de lo que profetizaste, que eres un charlatán o un falso ministro. Porque tú sabes que más que castigar, Dios lo que quiere es salvar a los hombres.

Jehovah le muestra a Jonás su falta de compasión.

Luego de que Jonás predica la destrucción de Nínive, esperaba lo que sucedería con la ciudad. Se hizo una enramada en las afueras al oriente y se sentó a su sombra. Dios hizo crecer un árbol de ricino porque el calor era sofocante y la enramada apenas protegía la cabeza de Jonás de la insolación. Por lo que el profeta se alegró muchísimo.

Pero en la mañana Jehovah mandó un gusano que atacó el ricino y el árbol se secó. El viento oriental y el sol hirieron la cabeza de Jonás que se desmayaba y anhelaba morirse. Y el profeta se enojó aún más porque no le parecía bien que Dios hubiera matado a la planta de ricino

jonás

Dios le dijo: –Tú te preocupas por la planta de ricino, por la cual no trabajaste, ni la hiciste crecer, que en una noche llegó a existir y en una noche pereció.

¿Y no he de preocuparme Yo, por Nínive, aquella gran ciudad dónde hay más de 120 000 personas que no distinguen su mano derecha de su mano izquierda y muchos animales?

El evangelio se trata de salvación y de misericordia.

Jonás predica la destrucción de Nínive, pero no solo desobedeció al señor, al principio de su llamado. Sino que también se enojó cuando Dios desistió del castigo a una gran ciudad que se humilló ante su nombre. Las razones de nuestro señor son inescrutables.

Por eso alégrate cuando Dios desiste de hacer el mal a tu hermano, a tu amigo o a tus enemigos ¡Gózate por ello! Porque son más personas que inscriben sus nombres en el  libro de la vida. Son más personas que reconocen la supremacía del Dios vivo.

Jonás predica la destrucción de Nínive

No debemos alegrarnos de lo malo que les pase a otros aunque hayan sido personas malas. Porque a Jehovah le desagradan aquellos que se alegran por el mal que les acontece a otros.

Trata a los demás como deseas ser tratado. Ora por tus enemigos y sobre todo dedícale tiempo a Dios. Como podrán ustedes observar, el libro de Jonás es corto y no se vuelve a hablar de él después del versículo 11, una vez que el Padre le contesta.

Se pueden asumir muchas razones por las cuales Jonás no continuó escribiendo. Tal vez su llamado era específicamente para predicar en Nínive o tal vez Dios así lo decidió. Como dije anteriormente las razones del altísimo solo Él las conoce. Pero deja claro que su misericordia y su amor son más grande que su ira.

Aquí les dejo como deben orar para que Dios los escuche. Y para que sean salvos.

Toda la gloria sea para el señor y que su reinado no tenga fin por los siglos de los siglos.

Amén

Autor: novarosales

Amo la redacción y me hace feliz que encuentres la respuesta a lo que buscas. Este es el oráculo, todas tus dudas serán respondidas aquí ¿ Algo te preocupa y te quita el sueño?Pregúntame; te sorprenderá constatar que tengo todas las respuestas que necesitas. No todas mis respuestas serán lo que quieres oir pero serán lo que necesitas para sanar y empezar de nuevo un camino mejor donde te esperan cosas maravillosas. Decídete a preguntar ¡ Te espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s