Dios castiga a Adan y Eva por su desobediencia.

maxresdefault (4)

Génesis 3: 1-24

Preguntó Dios al hombre:

─ ¿Quién te dijo que estabas desnudo?¿ Acaso comiste del árbol que te mandé que no comieses?

El hombre le contestó:

─ La mujer que me diste por compañera ella me dió del árbol y yo comí.

Dijo Dios a Adán:

Porque obedeciste la vos de tu mujer y comiste del árbol del que te mandé diciendo: No comas de él. Maldita será la tierra por tu causa. Con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

Espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu frente comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra pues de ella fuiste tomado. Porque polvo eres y al polvo volverás.

Entonces dijo Dios a Eva:

Aumentaré tu sufrimiento durante el embarazo. Con dolor darás a luz tus hijos. Tu deseo te llevará a tu marido y él se enseñoreará de tí.

Vean cómo el pecado de la desobediencia termina condenando al hombre a la muerte y al sufrimiento.

Luego los arrojó Dios del jardín del edén para que Adan labrase la tierra de la que fue tomado.

La serpiente tampoco libró del castigo divino.

Dijo Dios a la serpiente:

Maldita serás entre todos los animales. Te arrastrás sobre tu vientre y polvo comerás todos los días de tu vida. Pondré enemistad sobre los descedientes de la mujer y tu descendencia. Ellos te herirán en la cabeza y tu los herirás en el talón.

¿Era la serpiente un animal que caminaba sobre extremidades? ¿Cuando Dios la maldijo a arrastrarse sobre su vientre perdió la capacidad de desplazarse como los demás?

La desobediencia tiene consecuencias. En nuestros días tal como sucedió en el pasado Dios nos muestra que ir contra sus palabras atrae consecuencias nefastas para la vida. La desobediencia empieza con la pérdida y culmina en la muerte.

Adan perdió su derecho a vivir en el jardín que Dios había creado para él. La supremacía sobre los otros animales, la vida eterna. Todo lo que un día le fue dado, le fue arrebatado por su desobediencia.

Todo lo que Dios nos ha dado depende de nosotros conservarlo y aumentarlo. Vivir en obediencia a la palabra de Dios nos hace libres.

Autor: novarosales

Amo la redacción y me hace feliz que encuentres la respuesta a lo que buscas. Este es el oráculo, todas tus dudas serán respondidas aquí ¿ Algo te preocupa y te quita el sueño?Pregúntame; te sorprenderá constatar que tengo todas las respuestas que necesitas. No todas mis respuestas serán lo que quieres oir pero serán lo que necesitas para sanar y empezar de nuevo un camino mejor donde te esperan cosas maravillosas. Decídete a preguntar ¡ Te espero!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s